CÁNCER DE MAMA

Cargando Eventos
  • Este evento ha pasado.

CÁNCER DE MAMA

Fecha:

octubre 19

Hora:

08:00 - 17:00

Descripción del Evento

Según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), en 2019 en España se diagnosticaron más de 33.300 nuevos casos de cáncer de mama, una cifra que obliga a demandar un mayor compromiso por parte de las Administraciones y el Ministerio de Sanidad a la hora de poner en marcha campañas preventivas y de diagnóstico precoz en la lucha contra esta enfermedad.

 

Baena solidaria, se une a estas acciones y para tal fin se considera oportuno la realización de una campaña informativa y preventiva.

Este tipo de cáncer se presenta en España, como la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres. Aunque el cáncer de mama no avisa, si que se pueden llevar a cabo una serie de acciones para reducir el riesgo de padecerlo. Afortunadamente, este tipo de cáncer puede detectarse mucho antes de que aparezca ningún síntoma. ¿Por qué es necesario diagnosticarlo a tiempo? Según los expertos, las posibilidades de curación, si se detecta en su etapa inicial, son casi del 100%.

 

¿PUEDE PREVENIRSE EL CÁNCER DE MAMA?

Según la AECC, el cáncer de mama no se puede prevenir, sin embargo estudios recientes parecen demostrar que el riesgo de padecer cáncer de mama se puede reducir:

-Realizando ejercicio físico de forma regular (al menos 4 horas a la semana), –Evitando el sobrepeso  y la obesidad tras la menopausia

-Reduciendo el consumo regular de alcohol.

-Evitando el tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO DEL CÁNCER DE MAMA

Un factor de riesgo es cualquier causa que incrementa la posibilidad de tener una enfermedad, como el cáncer.

Cada tumor tiene unos factores de riesgo conocidos y que pueden ser diferentes unos de otros.

Se han identificado una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar un cáncer de mama a lo largo de la vida. Algunos factores son más importantes que otros y pueden variar con el tiempo. Estos factores pueden diferenciarse en factores que no se pueden cambiar y en factores que sí se pueden cambiar:

FACTORES DE RIESGO QUE NO SE PUEDEN CAMBIAR

 

Sexo

El ser mujer es el factor de riesgo más importante. Las mujeres tienen una glándula mamaria más desarrollada que los hombres, pero lo importante es que las células de esta glándula están sometidas al estímulo constante de los factores de crecimiento hormonales, los estrógenos y la progesterona. Los hombres pueden tener cáncer de mama pero la incidencia es muy baja: 100 veces menor que en la mujer.

 

Edad

El riesgo de padecer cáncer aumenta con la edad. Alrededor del 18% de los cánceres de mama se diagnostican en la década de los 40 y el 77% por encima de los 50 años. Por encima de los 75 años el riesgo disminuye.

 

Raza

Las mujeres de raza blanca son las que tienen un riesgo más elevado de padecer cáncer de mama. Las asiáticas y africanas son las que tienen menor riesgo. Las razones verdaderas son desconocidas todavía. Hasta ahora se considera que la relación con el estilo de vida es la razón más importante.

 

Hereditarios (factores genéticos y familiares)

Una historia familiar de riesgo de padecer cáncer de mama es:

  1. Tener dos o más familiares, de primer grado (madre, hermana, hija) o de segundo grado, de línea materna o paterna (abuela, tía), con cáncer de mama o de ovario.
  2. Familiares con cáncer de mama y ovario simultáneamente.
  3. Aparición del cáncer de mama en el familiar a una edad anterior a los 50 años.
  4. Tener un familiar varón con cáncer de mama.

 

Enfermedades benignas de la mama

Incrementan el riesgo aquellas enfermedades benignas que presentan un aumento del número de células con alteraciones (proliferación atípica). El riesgo se aumenta en 4 a 6 veces. El resto de enfermedades benignas no parece que incrementen el riesgo de cáncer de mama, como la enfermedad fibroquística o los fibroadenomas.

 

FACTORES QUE SE PUEDEN CAMBIAR

Existen una serie de factores de riesgo que podemos modificar, y por tanto contribuir a la prevención del desarrollo del cáncer de mama.

Descendencia

Las mujeres que no tienen hijos tienen un riesgo aumentado de cáncer de mama respecto a las que sí los tienen. Este riesgo aumentado es de 1,2 a 1,7. Por el contrario las mujeres con múltiples embarazos tienen un riesgo reducido de cáncer de mama.

La edad del primer embarazo también tiene influencia en el riesgo:

Si el primer embarazo ocurre a una edad superior a los 35 años el riesgo de padecer cáncer de mama es de 1,6 veces superior al de la mujer que lo tiene a la edad de 26 -27 años.

Cuanto más temprano sea el embarazo menor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto posiblemente se deba a que, durante el embarazo, las células de la glándula mamaria se diferencian completamente.

 

Factores hormonales exógenos

Nos referimos aquí a los tratamientos hormonales como los contraceptivos orales, terapia hormonal sustitutiva en la menopausia y tratamientos para la infertilidad.

 

Tratamiento hormonal sustitutivo

La administración de tratamiento hormonal sustitutivo para tratar los síntomas de la menopausia está claramente desaconsejada.

Se ha demostrado un aumento del riesgo de cáncer de mama, estimado en 3 casos adicionales al año por cada 1.000 mujeres, o un incremento individual del riesgo del 0,3%.

Factores dietéticos y ejercicio físico

Se puede decir que:

 

Disminuye el riesgo:

  • Dieta rica en fibra (frutas y verduras).
  • Realización de ejercicio físico.

Aumenta el riesgo:

  • Obesidad (fundamentalmente en mujeres posmenopáusicas).
  • Alcohol.
  • Posiblemente dietas ricas en grasas saturadas (origen animal), especialmente en mujeres premenopáusicas.

 

La autoexploración de mama es un procedimiento de vital importancia para poder detectar anomalías para así evitar el desarrollo del cáncer de mama; se debe realizar de forma regular examinado física y visualmente los senos.

Es recomendable realizar la autoexploración de mama a partir de los 20 años de edad por lo menos una vez al mes, para poder conocer cómo son normalmente los senos y poder identificar si hay algún cambio en su forma, textura o consistencia.

Elegir un día determinado para la autoexploración mamaria ayudará a tener un mejor control para recordarla, el mejor momento para realizarla es más o menos de 5 a 10 días después del comienzo de la menstruación, en estos días es menos probable que las mamas estén doloridas o inflamadas. Si no hay regla se puede realizar en un día fijo del mes. Es importante realizar la autoexploración de mamas periódicamente.

La autoexploración de mama se debe realizar con una inspección visual (con o sin espejo) para observar si hay algún cambio en el contorno o textura del seno. También realizar la inspección manual de pie y recostada para identificar protuberancias o engrosamientos inusuales.

https://www.umm.edu.mx/blog/autoexploracion-de-mama-importancia-y-como-realizarla