Adicción a la nicotina

Cargando Eventos
  • Este evento ha pasado.

Adicción a la nicotina

Fecha:

marzo 16

Hora:

08:00 - 17:00

Descripción del Evento

 

CAMCHIMBA

Shishas, cachimbas, narguile hookah son algunos de los nombres que recibe este dispositivo, de origen oriental, que se emplea para fumar tabaco u otras sustancias y que se ha popularizado de forma masiva entre los más jóvenes durante estos últimos años. Cada vez son más los locales dedicados a su consumo que han visto un filón económico en estos aparatos y en sus, aparentemente inocentes, tabacos de frutas exóticas. Una moda que provoca más de 10 tipos de cáncer diferentes.

Pese a fumar este tabaco sin nicotina, es importante concienciar de que «existen muchas sustancias nocivas impregnadas en los carbones y composición de esos tabacos que pueden dañar gravemente diferentes partes de nuestro cuerpo y en el caso de los menores de 15 años «puede producir un impedimento para el desarrollo del árbol bronquial causando en un futuro enfermedades respiratorias crónicas a esas personas».

Si bien la sociedad ha dado un paso contra el tabaquismo, con la cachimba ocurre precisamente lo opuesto debido, entre otras razones, a la normalización de su consumo y el falso mito de que no es perjudicial para la salud o no tanto como un cigarro.

Avalado con datos científicos, un estudio de la Universidad de Pittsburgh encontró que, comparada con un cigarrillo, una sesión de fumar en shisha proporciona:

  • 125 veces más humo
  • 25 veces más alquitrán
  • 2,5 veces más nicotina
  • 10 veces más monóxido de carbono

 

CIGARRILLO ELECTRÓNICO

Los cigarrillos electrónicos exponen a los usuarios y a las personas que están a su alrededor a químicos dañinos, incluidos 10 que se encuentran en la lista de químicos que provocan cáncer.

Los ingredientes del e-liquido de un cigarrillo electrónico, como el propilenglicol y los agentes saborizantes, inflaman el sistema respiratorio, que provoca el desarrollo de cáncer y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas.

Las partículas finas y ultrafinas del aerosol de cigarrillo electrónico tienen consecuencias muy perjudiciales para la salud. Incluso una exposición breve puede causar irritación en la garganta y los ojos, causar tos y hacerte sentir mareado. Vapear causa una inflamación en los pulmones a corto plazo parecida a la provocada por los cigarrillos regulares.

La nicotina de los cigarrillos electrónicos se deriva del tabaco, al igual que la nicotina de los cigarrillos tradicionales, y muchas personas no saben que es un químico peligroso que es tan adictivo como la heroína.

 

TABACO

Fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón, responsable de más de dos tercios de las muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo. Es también la causa principal de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), exacerba el asma y puede desencadenar infecciones latentes de tuberculosis. A nivel mundial, se calcula que 165.000 niños y niñas mueren antes de cumplir 5 años por infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo de tabaco ajeno.

El tabaco también perjudica a:

Arterias: La nicotina, el ingrediente adictivo del tabaco, estimula el sistema nervioso, lo que acelera el ritmo cardíaco y aumenta la tensión arterial, que es una de las causas de un derrame cerebral.

 

Vaso sanguíneo: El monóxido de carbono se aferra a la hemoglobina en la sangre con más facilidad que el oxígeno, haciendo que la sangre transporte menos oxígeno por todo el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de trombosis.

 

Huesos: El humo de tabaco aumenta el riesgo de padecer osteoporosis, lo que causa fracturas de huesos en las personas mayores de edad, siendo las mujeres la población más propensa.

 

Piel: El tabaquismo provoca un envejecimiento prematuro en la piel, que es más evidente en las mujeres, además, los fumadores son más propensos a presentar psoriasis.

 

Dientes: El alquitrán, uno de los compuestos del tabaco, produce manchas y caries en los dientes y, con ello, mal aliento. También puede provocar problemas en las encías que facilita la caída de los dientes.